Scribe entra a la tercera dimensión con nueva campaña de publicidad