Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 1.727 vistas

Imprimir

Posted in:

La crisis de la Televisión

Los tiempos del Prime Time en donde la familia se reunía a ver el programa de tele favorito de la casa se terminaron

Un fenómeno contemporáneo al que aún no encontramos una solución definitiva es la disminución de los ratings en Televisión. Es famosa la fórmula  de que mientras los canales tienden a infinito, los ratings tienden a cero. Sin embargo, las televisoras de nuestro país han visto mermado su mercado cada vez más desde el año 2010 para acá. Tan sólo en el cambio de 2015 a 2016, los ratings de la televisión abierta cayeron en más de un 30%. Muchos deben este fenómeno al “Apagón Analógico”; y en parte es cierto, pero la realidad es innegable, cada vez hay menos gente viendo televisión abierta.

Los tiempos del Prime Time en donde la familia se reunía a ver el programa de tele favorito de la casa se terminaron. Ahora, cada miembro de la familia tiene dos o más pantallas que mira constantemente y que no necesariamente responden a los intereses de una televisora; puede estar viendo una serie en Netflix en una y un video de YouTube en su celular; sin otorgarle el cien por ciento de su atención ninguno de los dos contenidos .

En este mundo, la publicidad se ha vuelto un negocio complicado. Coincidentemente con el advenimiento de este fenómeno, vimos el surgimiento de infinidad de agencias BTL en el mercado, en donde se creía que la solución  mágica a este problema eran los “happenings” junto con las campañas en Redes Sociales. Podemos afirmar que si se realiza de una manera adecuada, las Redes Sociales y algunos tipos de activaciones pueden ser útiles para la promoción de un producto o servicio. Sin embargo, aún estamos lejos de encontrar las herramientas necesarias que puedan efectivamente asegurarnos el envolvimiento del consumidor en la recepción de una pauta de la manera en que solía hacerse en la época dorada de los medios masivos de comunicación.

Sé que muchas agencias jóvenes retorcerán sus labios y suspirarán con enfado mientras leen esto; pero el cambiante mercado de las Redes Sociales y el poco “engagement” que tienen en muchas ocasiones hacen que la solución del BTL sea hasta la fecha imperfecta (aunque el menor de los males) a la hora de promocionar un producto.

Se está trabajando en nueva tecnología con la finalidad de aumentar el “engagement” del consumidor en la recepción de mensajes publicitarios. Probablemente el Neuromarketing guarde una solución a mediano plazo; pero por lo pronto debemos de aceptar el hecho de que nos encontramos en una era en la que el consumidor es elusivo, los presupuestos cada vez más limitados, los márgenes de ganancia cada vez más ajustados y las campañas cada vez menos efectivas en lo que concierne a su correlación directa con ventas.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Armando Barrera

Mercadólogo, Facilitador en ASGAR, Consultor en Conamp y Profesor de Mercadotecnia y Publicidad en el Centro Universitario Incarnate Word

67 posts