Jack Tramiel y la bendita inspiración

by Luis Miguel Martinez on 16-04-2012 Este artículo tiene 2,901

in Columnistas, Hoy en mercadotecnia, Luis Miguel Martínez

luis-miguel21

Por Luis Miguel Martínez
Correo: lmartinez@uiadigital.net
Twitter: @lmuia

Para la mayoría de nosotros Jack Tramiel no pasa de ser un nombre que difícilmente habríamos oído y que incluso no pensaríamos que es el de un hombre de origen polaco, una vez que cambió su apellido original Trzmiel. En muchos sentidos fue el hombre de negocios que en la posguerra hincó uno de los pilares de las tecnologías de información y comunicación actuales.

Sobreviviente de los campos de Auschwitz, Trzmiel, al emigrar a los Estados Unidos, fundó un compañía para vender máquinas de escribir. Al buscar nombres militares para su empresa (una vez que en la posguerra lo militar facilitaba el posicionamiento) los que le gustaban ya estaban tomados: General (Electric) y Admiral. Curiosamente, pudo encontrar un sustantivo de origen militar cuando la mayoría ya estarían tomados tales como Sergeant o Captain. Así nació la Commodore Business Machines (con bastante similitud a la International Business Machines o IBM.

Eventualmente, Commodore dejó el negocio de las máquinas de escribir para pasar al de las calculadoras y gracias a Chuck Peddle entró al negocio de las computadoras. Tal vez, el hito histórico de Tramiel fue haber apoyado a Peddle, quien diseñó el microprocesador que marcó el arranque de las computadoras personales, el 6502 y con base en el cual se diseñaron la Apple I y II, la Commodore Vic 20, los sistemas Nintendo y Atari, las computadoras BBC Micro y Acorn. Asi, Peddle y Tramiel nos legaron la Commodore 64.

La posibilidad de tener una computadora en casa con 64KB de memoria, 16 colores y una resolución de 320 x 200 en la televisión donde se conectara; la volvió el nido de la inspiración de muchos ingenieros de hoy en día que no podían tener una Apple o una IBM PC y querían programar computadoras para algo divertido.

La Commodore 64 se convirtió en la plataforma para desarrollo de programas más exitosa de muchos años, principalmente por los juegos. Y por su volumen de producción se le conoce como el Modelo T (de Ford) de las computadoras. Tal vez Apple e IBM trajeron la innovación, pero el dinamismo del mercado lo aportó Commodore, finalmente a mediados de los noventas sucumbió en una crisis financiera.

En 1984 Tramiel dejó la compañía que fundó para comenzar otro negocio con una empresa que compró: Atari Inc. Y continuó inspirando a personas que en el afán de usar o diseñar juegos han implementado grandes productos como lo han hecho VTech o Leapfrog.

Un gran ingeniero de origen polaco en su autobiografía dice que “El mundo necesita inventores- de los grandes. Tú puedes ser uno de ellos. Si amas lo que haces y estás dispuesto a hacer lo que se necesite para lograrlo, entonces lo serás. Y cada minuto que pases en la noche, pensando y pensado sobre lo quieres diseñar o construir, se verá recompensado, te lo prometo”. (Steven Wozniak en iWoz, 2006).

¡No te desconectes, inventa algo y cambia este mundo!

El autor de este artículo...

– que ha escrito 172 artículos en Revista Merca2.0.

Electronics engineer ever exploring any application of instrumentation, sensors, FM Radio, ITCs = engineering.

Sigue en twitter a @lmuia

Contactar al autor

Únete a más de 60,057 lectores

Registra tu email en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios. Recibe merca20.com en tu email

Previous post:

Next post:

Copyright 2012 MERCADOTECNIA PUBLICIDAD | Revista Merca2.0 - Todos los derechos reservados - Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de este sitio sin la autorización por escrito de Grupo de Comunicación Katedra S.A. de C.V. Políticas de privacidad

Suscribirse (RSS)