Internet supera a la TV en el gusto de los consumidores