Internet: La ganancia como consecuencia, no meta