Gen XXY: Más que de moda, hablemos de la industria de la ropa