Facebook envejece y Twitter se hace más joven