Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 2.163 vistas

Imprimir

Posted in:

El valor de la verdad y el Super Bowl 50, el gran espectáculo del siglo XXI

Después de esta historia no volverás a ver a tu equipo favorito de Futbol Americano de la misma forma” – Película La verdad oculta

 

Una película de denuncia

El pasado sábado asistí al estreno de la película “La Verdad oculta”, con Will Smith como protagonista, quien realiza una excelente actuación. Smith representa a un personaje de la vida real, el doctor Bennet Omalu, que en esta historia fílmica está apunto de sacar a la luz una verdad que gira alrededor de la National Football League, conocida por sus siglas como NFL

La verdad aterradora es el ocultamiento de las consecuencias físicas de los jugadores dentro de la liga, producto de los constantes choques de casco a casco, de cabeza a cabeza, con afectaciones en su comportamiento, que los lleva hasta el suicidio.

El film relata en forma precisa la autopsia del legendario centro de los Acereros de Pittsburgh, Mike Webster, quien se volvió loco. El médico forense inmigrante Bennet Omalu sospecha un problema médico oculto, encontrando uno muy parecido al que sufren muchos boxeadores, quienes reciben constantes y terribles golpes en la cabeza. El Dr. Omalu confirma su sospecha tras llevar a cabo una profesional y humana autopsia a los cuerpos de éste y otros dos de ex-jugadores de la NFL que se suicidan, para luego enfrentar a la NFL que desea enterrar sus descubrimiento con todo su poder corporativo. 

Captura de pantalla 2016-01-05 a las 22.19.04

Enfrentamiento entre David y Goliat

El doctor Bennet Omalu, en la vida real, trastoca los intereses corporativos de esa poderosa organización, misma que mantiene en vilo durante casi 5 meses, los días domingo, lunes y jueves, a millones de televidentes en la Unión Americana y en muchos países del mundo, incluido México. Es una historia en la que converge -ante la verdad a revelar- un profundo valor como es la ética profesional ante la mentira o en este caso la verdad oculta.

En la película se relata la manera en que la NFL busca destruir la teoría del Dr. Bennet Omalu. Presenta este evento que cambia por completo a la NFL en su acercamiento a la trata de sus jugadores y las consecuencias físicas de jugar este deporte. Esta historia puede ser estudiada e interpretada en cualquier página de investigación o Wikipedia; incluso hemos encontrado en LinkedIn al Dr. Bennet Omalu, personaje central de esta interesante y estrujante historia de la vida real.

Cine de denuncia

La película por su desenlace nos ha dejado al final algunas dudas sobre el resultado de esta historia real, a la cual, como película de Hollywood, le añaden un ingrediente de romanticismo, provocando otra historia paralela en la vida personal de Omalu, y toma dos caminos simultáneos, uno con el forense enfrentando a la NFL y el otro detallando ese romance en su vida privada, caminos que luego chocan trágicamente con el fin de lanzar insinuaciones siniestras contra el corporativo, pero tan débiles que pierden credibilidad, lo que para el género de cine de denuncia no funciona pues ésta deja de tener fuerza.

El Valor de la verdad

El término verdad se usa frecuentemente para significar la coincidencia entre una afirmación y los hechos o la realidad a la que dicha afirmación se refiere o la fidelidad a una idea.

La “verdad” abarca y penetra en todos los ámbitos de la vida humana. La “verdad”, es definida semánticamente como “el momento en el cual una intención, un propósito, deben encontrar una verificación en la realidad”. Sin embargo cada sistema filosófico implica y encarna una determinada concepción de la verdad, es decir el modo de relacionarse el hombre con la realidad con total conciencia.

Transitamos por la vida, desde pequeños, en un duelo o enfrentamiento con nosotros mismos y los demás. Cuando niños, nos vamos enfrentando a esa cruda realidad que representa el decir la verdad. En ocasiones tenemos la oportunidad de enfrentar y entender la verdad como un valor que dignifica y en otras de utilizar su contraparte que es la mentira, como un medio para salvar una situación que tememos afrontar por sus consecuencias, todo esto en el transcurrir de la vida incluso hasta llegar a la vejez.

La verdad trastoca la vida misma, el amor recorre nuestras vidas desde la niñez y la juventud, hasta llegar a la vejez. La verdad penetra en cualquier ámbito, en la política, el matrimonio, los negocios, en las organizaciones e instituciones de cualquier sector, público, privado, social

Gran dilema verdad contra mentira

Se considera a la ”verdad” como un valor ético, pues da sentido al respeto ante los demás hombres, constituye uno de los pilares básicos sobre los que se asienta la conciencia moral de la comunidad y abarca todos los ámbitos de la vida humana.

Encontramos la representación de la verdad y su encuentro con la mentira en la ciencia, arte, la literatura, y no son excepción actividades propias del mundo de los negocios, tal como lo refleja esta estrujante historia que refleja el poder del dinero sobre las personas.

Un sistema de consecuencias

Estamos ciertos que, como expresa Friedrich Wilhelm Nietzsche, “Somos humanos, demasiado humanos” y que caeremos una o más veces en la necesidad o la necedad de mentir, lo trascendente será que no exista impunidad, y que surja una sistema de consecuencias.

Reflexión

Hagamos un alto en el camino para analizar los pros y contras de una sociedad fundamentada en la verdad, seguramente concluiremos que la verdad es el fiel de la balanza de una sociedad sana.

El hábito de hablar con la verdad comienza en su célula básica que es la familia, se refuerza en la escuela y deberá fortalecerse en las organizaciones, es ahí donde están y estarán los cimientos de una sociedad sana, anhelada en países fuertemente trastocados como México, una verdad fundamentada en el respeto a la persona.

La verdad como valor ético profesional

Debemos propugnar por incluir dentro de nuestro código de valores personal y organizacionales a la “verdad” y deberá fluir en los ámbitos público, privado y de la sociedad civil.

Tenemos y debemos que considerar a la ”verdad” como un valor ético, una fuerza motora; este comportamiento es el que dará sentido al respeto ante los demás hombres, es indudablemente un pilar básico sobre los que se asienta la conciencia moral de la sociedad. Que siga la fiesta, el sano entretenimiento, el juego, que disfrutemos el Super Bowl en su 50 aniversario y que al final triunfe la verdad.

 

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Carlos Vargas

Identificador y Reclutador Profesional de Ejecutivos (Mkt, Finanzas y RH) Coach Ejecutivo, Consultor en Redes Sociales Áreas de Comunicaciones y Recursos Humanos, Mentor y Desarrollador de Negocios.

*Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.

84 posts