Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 1.321 vistas

Imprimir

Posted in:

El papel de los medios en las modas peligrosas

Una nueva tendencia ha vuelto a atraer a las jóvenes cibernautas, hablo del reto de la cintura A4, es decir, el desafío viral de hacer un esfuerzo sobrehumano para adelgazar al grado que su cintura no mida más que el tamaño base de una hoja de tamaño carta, es decir, 21 centímetros.La tendencia que nació en China y rápidamente se propagó a jóvenes de todo el mundo, se suma a otras como el reto de bajar de peso para cruzar el brazo por la espalda hasta alcanzarse a tocar el ombligo; o el reto del “pasecito”, que consistía en aparecer en un video inhalando un poco de cocaína para enseguida “nominar” a más amigos a participar en el reto, con el fin de crear una cadena decadente de videos virales de drogadicción explícita.

Más allá de los peligros que conlleva la propagación de estas modas peligrosas, cabe plantearnos la reflexión de hasta qué punto los medios de comunicación deben de seguir dándole importancia a estos desafíos que ponen el peligro la salud y la vida de los adolescentes y jóvenes.

Si bien, cuando se trata de cualquier tendencia que adopta la sociedad, es labor de los medios consignarla, analizarla y ofrecer toda la información posible acerca de los peligros que cada una de ellas trae. Sin embargo, al hacer un análisis de la forma en que tratan estos tópicos, la mayoría de los canales de comunicación se limitan a presentarlos de forma alarmista y omiten dar un panorama de sus riesgos, no contrastan la información con voces de expertos y simplemente contribuyen a su viralización irresponsable sin una labor social positiva.

No es una novedad señalar a los medios de comunicación como responsables de mostrar estereotipos de belleza difíciles o imposibles de alcanzar, lo que provoca que personas de todas las edades y sexos caigan en conflicto y busquen maneras poco ortodoxas para verse igual que los modelos que presentan la mass media.

Sin embargo, las redes sociales y el acceso instantáneo que tenemos a cualquier tipo de información han venido a contribuir a este conflicto.

Un estudio reciente de la Mesa de Diálogo para la prevención de trastornos de la conducta alimenticia de España señala que el 60 por ciento de los pacientes que sufren de este tipo de trastornos busca en internet contenidos poco saludables, alejados de la aprobación médica y que significan un gran riesgo para la salud.

El estudio detalla que las personas que pretenden bajar de peso a toda costa, buscan términos como “adelgazar rápido”, “dietas extremas” o “cómo vomitar”.

En años anteriores, la alarma se enfocaba en la proliferación de blogs y foros que trataban sin pudor métodos que emplean las personas con problemas de bulimia, en los que se ofrecían consejos para conseguir volver el estómago bajo diversas modalidades y guardando la mayor discreción.

Basta con teclear en google el término “Ana y Mia” para encontrar decenas de páginas que lejos de ofrecer una guía para prevenir este tipo de trastornos, se dedican a hacer una apología destructiva de ellos.

Así, las chicas que se autodenominan “Anas” son quienes sufren (¿o gozan?) de anorexia, y las que se dicen “Mias” son las que sufren de anorexia.

Es por todo esto que, ante una realidad nacional en la que los casos de bulimia y anorexia han aumentado en un 300 % en los últimos 20 años, el papel de los medios de comunicación se debe acercar a una urgente concientización de esta problemática y no sólo a la viralización de casos como el reto de la cintura de hoja tamaño carta con el que se obtienen millones de clics, pero pocas cosas positivas se logran en la sociedad con ello.

Escrito por Fernanda Ramirez

Publirrelacionista desde hace casi 15 años. Apasionada de la comunicación, las redes sociales y los temas de sostenibilidad. Directora General de Comunicación Spread y experta en manejo de crisis.

*Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.

69 posts

One Comment

Leave a Reply
  1. Tal y como dices son pocos los medios de comunicacion que yo recuerde que al mostrar alguna de estas modas peligrosas hacen algo explicando el peligro de las mismas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *