Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 4.651 vistas

Imprimir

Posted in:

7 fundamentos de administración financiera personal para el 2016

Ahora que estamos iniciando el 2016, tenemos que aprender a romper paradigmas y uno de ellos es que los mexicanos somos poco disciplinados cuando de darle seguimiento a los propósitos personales que hacemos a fin de año se trata; y únicamente los llevamos a cabo cierto tiempo y después nos olvidamos por completo de lo que con tanto anhelo prometimos, como lo es una dieta, acudir al gimnasio y ahorrar dinero para no tener problemas de endeudamiento, que lo único que ocasiona es un gran estrés y posteriormente problemas de salud.

Por lo tanto me he dado a la tarea de sugerirles estos 7 fundamentos de administración financiera personal, para que los lleven a cabo durante el 2016 y no tengan que sufrir al final del año:

1. Revisar daños causados por fiestas decembrinas

Como primer fundamento financiero para poder tener un punto de partida en el ejercicio recién iniciado, pues es evaluar los daños que dejaron los excesos de las fiestas decembrinas, porque si de comprar se trata, ahí sí que nos volvemos creativos y nos alcanza para todo, hasta ropa para el perro y gato si es posible. Así que, revisemos cada una de nuestras cuentas bancarias y las tarjetas de crédito con las que contamos para saber si aún estamos en números negros o de plano nos excedimos y estamos con números rojos. Una vez que sabemos este dato podemos darnos cuenta que tan bien o que tan mal andamos con nuestro flujo de efectivo.

2. No seguir endeudándose

El segundo fundamento es básico para no seguir hundiéndonos, pues seguir contratando deuda, lo único que hará es que podamos resolver de manera momentánea el problema de solvencia económica, pero a mediano y largo plazo vamos a quedar a deber más porque hay que añadirle los intereses, ya sea porque empeñamos una prenda, porque acudimos al banco para tomar un préstamo o porque usamos las tarjetas de crédito para hacer pagos por la falta de efectivo.

3. Consulta a un experto

Con toda seguridad les puedo decir que a tu lado siempre habrá alguna persona que conozcas que sea experto en materia de finanzas personales, algún amigo, familiar o en el trabajo, acude a ellos y seguramente puedes revertir la situación en menos que canta un gallo o tal vez en un mediano plazo, siempre y cuando exista voluntad y disciplina para llevar a cabo los consejos financieros que les hayan dado.

4. Se parte de la era digital

Si estamos en el mundo de la era digital, pues hay que saber aprovechar la tecnología y ponerla a nuestro servicio para que nos ayude a determinar nuestra capacidad financiera y a tener alertas que nos indiquen si podemos realizar compras o debemos abstenernos hasta acumular un poco más de efectivo en nuestra cuenta bancaria. De hecho existen aplicaciones de las cuales podemos apoyarnos para poder tener un control efectivo de nuestros ingresos y gastos personales.

5. Ahorrar es un compromiso inquebrantable

Las personas que son disciplinadas y que siempre apartan un porcentaje de su sueldo para el ahorro, son las personas que no tienen problemas financieros, pues son visionarios y saben que cualquier contingencia la pueden resolver con ese guardadito que van haciendo mes con mes y que si quieren darse algún lujo, de ahí pueden tomar el dinero y lo repondrán en los próximos meses para darle estabilidad financiera a su economía personal.

6. Ser tacaño no es sinónimo de experto financiero

Cerrarle la puerta a cualquier gasto no significa ser un experto en finanzas personales, por el contrario, significa que no hay idea de cómo programar los gastos y en vez de tener un plan ahorramos de más y preferimos una mala calidad de vida, pues mejor optamos por no gastar en absolutamente nada, aunque andemos mal comidos, mal vestidos, sin tomar vacaciones, auto medicarnos en lugar de acudir al doctor y se va convirtiendo en un mal hábito, así que no hay que caer en los extremos.

7. Identifica los gastos fijos para darle entrada a los variables

Resulta fundamental tener una lista de los gastos fijos o recurrentes que tenemos mes con mes para conocer a cuánto asciende nuestro gasto mensual fijo, ejemplo de estos gastos es la luz, teléfono, agua, renta, colegiatura, gas, alimentos, pasajes y gasolina entre otros. Una vez que sabemos el costo total de gastos fijos podemos apartar una cantidad del sueldo para destinarlo a gastos variables como puede ser ropa, electrodomésticos y programar algunas salidas a algún buen restaurante, al cine, teatro o espectáculos deportivos. Si después de los gastos fijos más los variables tenemos un excedente de dinero, lo debemos programar para el ahorro.

Si queremos empezar y terminar bien el año no hay nada mejor que mantener una buena disciplina financiera durante los 12 meses del ejercicio, por supuesto que se necesitará sacrificar algunas cosas, pero vale la pena hacer un esfuerzo, en lugar de estarnos mordiéndonos las uñas para lograr pagar todas las deudas y hacernos de efectivo para el día a día.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por German Rivera

Director de Finanzas y columnista en empresasydinero.com y chilisfoodball.com.mx apasionado del mundo de los deportes

141 posts