Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 2.243 vistas

Imprimir

Posted in:

4 estrategias para economizar en tus gastos

Hay maneras que pueden ser útiles para las personas que no están acostumbradas a reservar un porcentaje de sus ingresos

Ante la incertidumbre económica que impera para el inicio de 2017, expertos recomiendan economizar para evitar precariedades.

Por desgracia, según estimaciones de especialistas como la firma Principal Financial Group, sólo un 7 por ciento de las personas acostumbra ahorrar con la intención de poder enfrentar alguna emergencia económica.

Esto, en parte, se debe a que la mayoría de las personas consideran que sus ingresos son insuficientes para conseguir hacer un ‘guardadito’, de acuerdo a medios como Expansión.

Sin embargo, si pretendes iniciar un ahorro, existen algunas formas que te permitirán guardar una mayor parte de tus ingresos sin mayores dificultades. A continuación presento cuatro tácticas para ayudarte a lograrlo.

Registra todos tus gastos

Llevar una lista de todas las cosas en las que sueles usar tu dinero puede ser más útil de lo que piensas. CNN destaca un caso que puede inspirarte a economizar.

Luis Rentería es un hombre que afirma haber ahorrado 30 mil dólares durante los últimos tres años. ¿Su secreto? Utilizar una hoja de cálculo en la que contabilizó todas las entradas y salidas de dinero.

Gracias a ello asegura que ha sido capaz de apegarse a un presupuesto que le ha permitido, entre otras cosas, pagar un préstamo estudiantil y comprar una casa por 136 mil dólares.

La experiencia le sirvió para entender que muchas veces los ingresos no alcanzan para todo lo que te propones. Se disciplinó por dos años y logró financiar su préstamo a tiempo. Y poco después, se decidió a reservar el 20 por ciento de su salario para tener dinero en caso de emergencias.

Hoy espera que sus 30 mil dólares crezcan lo suficiente para liquidar la hipoteca de su hogar.

Establece objetivos para tus ahorros

Define desde el comienzo el tiempo que piensas ahorrar y para qué fines lo piensas hacer. ¿Quieres crear un fondo de emergencia? ¿Planeas unas vacaciones? ¿Deseas adquirir una casa o comprar un auto?

Para aquellos que no acostumbran ahorrar suele ser difícil empezar a guardar dinero de un día para otro.

Por ello, tus objetivos deben establecerse a partir de tus prioridades. Si, por ejemplo, buscar comenzar tu ahorro para el retiro, deberás comprometerte por mucho tiempo a ahorrar, de acuerdo con el sitio web del Bank of America.

Por el contrario, si lo que pretendes es guardar un poco para salir de viaje, procura la disciplina para evitar compras compulsivas. Incluso, abstente por algún periodo de tiempo de comprar ropa o de salir a comer.

El diario El Confidencial señala que el 70 por ciento de las personas que participaron en una encuesta consideraron que la mejor forma de ahorrar un poco cada mes está en renunciar a los “caprichos”. El siguiente punto ahondará sobre este asunto.

Aprende a distinguir

¿Compras cosas que realmente necesitas? Una reflexión personal puede ayudar a darte cuenta de que no siempre es así.

En ocasiones, las personas se dejan llevar por sus impulsos y terminan endeudadas tras comprar ropa, electrodomésticos y gadgets que nunca utilizarán.

Lo mismo ocurre al pensar en los llamados “gastos hormiga”. A veces es cierto que el café matutino se convierte en la mejor forma para mantenerte despierto, pero los 30 o 40 pesos que gastas diariamente también podrían servirte para iniciar un ahorro.

Por otro lado, es útil distinguir entre los gastos fijos y los variables. El pago de servicios, por ejemplo, entra en la primera categoría. Lo mismo en el caso de la compra de despensa y el pago de tu transporte diario.

No obstante, hay ocasiones en que se requiere sustituir algún mueble o electrodoméstico en tu casa. Si, al final has llegado a la conclusión de que esta compra es ineludible, en el último apartado encontrarás más ayuda.

Busca las ofertas del mercado

Para lograr bajar tu promedio de gastos, a veces es posible no tener que cambiar la mayoría de tus hábitos de consumo. Es probable que ciertas cosas que acostumbras comprar en un supermercado sean más baratas en otro lado.

Existen formas muy simples de comparar precios, como sitios web, e incluso aplicaciones para celular, en las cuales se pueden consultar las diferentes ofertas que brindan.

Además, hay algunos productos que pueden resultar más baratos si los compras en línea. Así, la clave está en comparar.

Si puedes descargar libros gratis, tal vez sea mejor que no los compres. Incluso, piensa en organizarte con vecinos o amigos para comprar en las centrales de abasto tus alimentos al mayoreo.

Toma en cuenta que también algunas empresas ofrecen descuentos a sus trabajadores en algunos bienes y servicios. Investiga si es tu caso y aprovecha ese beneficio cada vez que lo necesites.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Jorge Cortina

Licenciado en Ciencias de la Comunicación egresado de la UNAM, con tres años de experiencia en periodismo digital.

92 posts